Meridiano 105
De El Universal para Cuauhtémoc Ramos Escobar
Cd. de México, a 25 de julio de 2021.- Como el resto del mundo, México enfrenta un peligroso rebrote de la pandemia de Covid-19 detonado por la variante Delta del virus que ya forzó el regreso al color naranja de un modificado semáforo de riesgo epidemiológico en la mayor parte del país, aunque las autoridades descartan un cambio a fondo en la estrategia para frenar su propagación.
 
 
 
Más allá de intensificar la campaña de vacunación, que se extenderá a jóvenes de 18 a 29 años en la Ciudad de México la próxima semana, el gobierno federal sigue apostando a la reapertura de actividades y, entre ellas, a toda costa, el retorno a clases presenciales a fines de agosto, medida que para la oposición en el Senado de la República, junto a otras voces, equivale a “una locura”. En tanto, observamos escenas que la sociedad creía haber dejado atrás, como la saturación de los hospitales y protestas del personal de Salud por la carencia de insumos en la primera línea de combate al Covid-19.
 
 
 
Urge que haya definiciones claras a escala federal, estatal y local; un agravamiento de la pandemia, como demostró el “lunes negro” sufrido por los mercados globales al reaccionar a las presiones inflacionarias, el avance de la variante Delta y el incremento de los contagios en dos de las locomotoras del crecimiento económico, Estados Unidos y la Unión Europea, puede amenazar la recuperación en México. En particular, cuando nuestro principal socio comercial determinó mantener cerrada por un mes adicional la frontera norte.

Comments are closed.

|Opinion|











//